La Generalitat de Cataluña adecuará el alumbrado público de las zonas con mayor protección contra la contaminación lumínica

0

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad ha otorgado ayudas por un importe total de 382.836 euros a 20 entes locales catalanes -19 ayuntamientos y una entidad municipal descentralizada- para actuaciones de mejora del alumbrado exterior realizadas durante los años 2016, 2017 y 2018, o que se realicen este año en curso, de un total de 33 solicitudes de subvenciones.

La convocatoria estaba dotada inicialmente con 350.000 euros, importe que permitía subvencionar 17 de las 20 actuaciones que cumplían todos los requisitos de las bases reguladoras y de la convocatoria. El Departamento ha considerado necesario incrementar la dotación económica para poder subvencionar las tres actuaciones restantes, ya que todas se realizan en zonas de especial protección, donde es prioritario corregir los efectos de la contaminación lumínica.

De acuerdo con el procedimiento de concurrencia competitiva, se han concedido subvenciones a los siguientes ayuntamientos: Sant Mateu de Bages, Sant Salvador de Guardiola (Barcelona); Saldes (Berguedà); la Espluga de Francolí (Conca de Barberà); Olot (Girona); Ager, Artesa de Segre, Castelló de Farfanya, les Avellanes i Santa Linya, Ivars de Noguera, la Sentiu de Sió, Cubells (Noguera); Llimiana, Gavet de la Conca (Pallars Jussà); La Bisbal de Falset, Cabacés, Cornudella de Montsant, Torroja del Priorat, la Morera de Montsant (Priorat); y a la Entidad municipal descentralizada del Estartit (Baix Empordà).

Priorizando las zonas de especial protección

Más de la mitad de los entes locales a los que se ha concedido la subvención están situados en zonas de especial protección, dado que forman parte de los entornos del Parque Natural de la Sierra de Montsant o del Observatorio Astronómico del Montsec. El resto ha solicitado subvenciones para actuaciones a realizar en zonas de protección máxima (E1).

Con estas actuaciones de adecuación se prevé una reducción de la potencia media de las instalaciones del 60%; un ahorro en el consumo de energía y coste asociado de 64% -ya que se pasará de un consumo actual de 754.000 kWh / año a un consumo futuro de 266.000 kWh / año-, y una reducción anual en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) de 157 toneladas de CO2eq.

La mejora ambiental del alumbrado no viene dada sólo por la disminución del consumo energético asociado a la introducción de nuevas tecnologías, sino también para la adecuación de los niveles lumínicos a las necesidades de cada caso y por la elección del tipo de luz de menos impacto sobre el entorno -luz carbassa-. Así pues, al tratarse de actuaciones de adecuación del alumbrado exterior que tienen impacto en zonas protegidas, se ha subvencionado únicamente las actuaciones que cumplen los siguientes criterios:

  • Lámparas de vapor de sodio, LED PC-ámbar -o características assimilables- o instalación de sistemas de filtrado de la radiación que permitan alcanzar características equivalentes.
  • Las luces deben emitir hacia el plano superior menos del 1%.
  • La instalación nueva debe disponer de sistemas de accionamiento y de regulación de flujo luminoso y debe cumplir los niveles de iluminación máximos que establece la normativa vigente.

Una amenaza ambiental

La contaminación lumínica es una amenaza ambiental planetaria creciente que afecta a los seres vivos y altera sus hábitats. Las zonas de especial valor natural o astronómico se deben proteger contra la contaminación lumínica de manera específica, para garantizar la preservación de la biodiversidad y asegurar que se mantengan unas condiciones de oscuridad natural que permitan la observación del firmamento en las mejores condiciones .

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad, consciente de este hecho, prioriza las actuaciones de mejora del alumbrado en las zonas clasificadas de máxima protección según el mapa de la protección contra la contaminación lumínica en Cataluña. El 39% de la superficie de Cataluña está declarada de máxima protección contra la contaminación lumínica con carácter general y, dentro de ésta, hay tres zonas de protección especial: el Observatorio Astronómico del Montsec, el Parque Natural de la Sierra de Montsant y el municipio de Saldes.

Alrededor de estas zonas de especial protección se crea un área -área de influencia- donde el alumbrado que se instala es el de menor impacto sobre el medio. Dado que la contaminación lumínica es un fenómeno que puede tener efectos a larga distancia es necesario que esta área sea lo más amplia posible.

Siguiendo con el proyecto de reducción de la contaminación lumínica y de conservación del patrimonio natural para hacer frente a la pérdida de biodiversidad, a lo largo del 2019 se prevé la declaración de zona protegida del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio y la ampliación, con ocho municipios más, de la zona de protección en torno al Parque Astronómico del Montsec. Asimismo, se están llevando a cabo los estudios previos en el entorno de las Montañas de Prades y el Parque Natural del Alto Pirineo.

Share.

About Author

Leave A Reply